13 abril, 2024

Nación impide la reactivación de obras importantes de saneamiento

Archivo

Las provincias siguen afectadas por la poda de recursos, el incumplimiento del envío de transferencias nacionales y la suspensión de obras y políticas fundamentales para la población, de este modo las obras de saneamiento también se ven interrumpidas por las decisiones del Presidente Javier Milei.

Toda obra vinculada al saneamiento, está pensada como política de Estado a largo plazo, más allá del proyecto que gobierne a nivel nacional. No obstante el Gobierno Nacional continúa suspendiendo proyectos que son cruciales para el desarrollo económico y social de la población.

En Río Negro, las obras de los planes directores de agua potable en Viedma y Catriel han sido paralizadas debido a la falta de financiamiento, al igual que la discontinuación del colector costanero en San Carlos de Bariloche y los planes directores de desagües cloacales en General Roca y Catriel, por parte del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA).

Las obras del plan director en Viedma contemplan los refuerzos de redes de distribución y una nueva planta potabilizadora, permitiendo triplicar la capacidad de producción actual. Además, se prevé la sectorización del servicio, para poder trabajar ante un eventual episodio en sitios puntuales evitando dejar a toda la localidad sin agua. Esto beneficia a la población actual y de diseño proyectada a 30 años.

En cuanto a la obra de agua potable en Catriel, comprende una nueva obra de captación, una estación de bombeo e impulsión de agua cruda alimentada desde el canal matriz de riego y se acondicionarán las instalaciones existentes en los cuatro pozos filtrantes ubicados al sur del barrio Santa Cruz, así como también la impulsión actual de agua cruda a la planta potabilizadora, atendiendo la demanda de la población actual y a 25 años.

Cabe destacar que también los proyectos de los Planes Directores de Líquidos Cloacales en General Roca y Catriel, fueron elaborados por el DPA (Departamento Provincial de Aguas). El plan de Catriel contempla la construcción de una nueva planta depuradora y una reestructuración del sistema cloacal, mientras que la de General Roca incluye la remodelación y ampliación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales. Dichas ejecuciones dependen del ENOHSA.

En Bariloche, el Colector Costanero se encontraba colapsado y es por ello que se proyectaron las obras de recambio del colector, incluyendo una estación de bombeo y una línea de impulsión hacia la planta depuradora. Esta obra es de vital importancia para preservar el lago Nahuel Huapi, ya que contribuye a la protección del entorno y mejora la calidad de vida de la ciudadanía y el saneamiento de la localidad.