14 junio, 2024

Río Negro: “El llamado de Cristina y la formación de Unidad Ciudadana”/Por Omar Nelson Livigni

El próximo 7 de mayo y convocada por el ex secretario general de la Presidencia de la Nación,Oscar Parrilli -habitual vocero extra oficial de  Cristina Fernández de Kirchner (CFK)-, se reunirá en el Instituto Patria de la Ciudad de Buenos Aires un numeroso guipo de dirigentes justicialistas y del FpV para echar las bases de lo que será la constitución del Unidad Ciudadana en Río Negro, por indicación de la ex presidenta.

La noticia se conoció por declaraciones de la legisladora María Inés Grandoso a Radio Nativa y APP, donde adelantó que había recibido un llamado telefónico del Instituto Patria, tal como pasó con otros conocidos dirigentes rionegrinos.

Se pudo saber que el neuquino Oscar Parrilli también hizo partícipes del encuentro a la senadora nacional Silvina García Larraburu, al diputado nacional Martín Doñate, al legislador provincial Mario Sabbatella, entre otros, y al propio presidente del PJ y frustrado gobernador Martín Soria, habiéndose  ratificado que en dichas deliberaciones se analizará la situación del peronismo provinciano después de la categórica derrota del 7 de abril y la  necesidad de formar en el distrito Unidad Ciudadana. ¿Será junto con el PJ las dos principales fuerzas del FpV o funcionarán como dos carriles diferenciados?

En círculos del PJ  se interpretó que esta señal fue dispuesta por CFK, quien disgustada por el revés del FpV en Río Negro y en especial por los números de Neuquén, imputables ambos  a fallas e impericia en sus niveles de conducción en la campaña proselitista, habría dispuesto organizar  su “propia tropa”, sin intermediarios y reactualizar un proyecto que ya estaba en los planes de la ex presidenta.

Al parecer esa idea fue sufriendo dilaciones y se aceleró ahora en vista de las próximas elecciones nacionales, “para no seguir aplicando las mismas medidas que sin cambios conducirán a nuevos errores y frustraciones”, según se afirmó en fuentes autorizadas del kirchnerismo rionegrino.

En torno a la ex jefa del Estado hay quienes conocen la médula del peronismo de estos pagos patagónicos y a los grupos de neta filiación kirchnerista, muchos de los cuales integran el amplio frente electoral que alentó Martín Soria, pero que a la hora de los hechos carecieron de efectividad electoral.

En esos niveles opinan que la plana mayor partidaria no cultivó los vínculos adecuados ni insufló la mística peronista en las mismas bases, es decir, esos sectores, núcleos barriales y distintas asociaciones respondieron con una militancia espontánea ante una conducción sin propuestas, cerrada  y  distante.

Se considera muy posible que en las deliberaciones del Instituto Patria se llegue a una autocritica profunda aunque sin apuntar a la cruxificción de nadie, que todavía no se ha hecho en la provincia y que no se puede seguir postergando porque se reconoce la existencia de muchas voces que la reclaman con insistencia.

Hay responsabilidades que deben ser asumidas y hasta hora esos gestos brillan por su ausencia y no se hicieron conocer hacia las bases según se comenta.

Se ha puesto como ejemplo lo sucedido en Bariloche, donde una reunión programada por el dirigente gastronómico Ovidio Zúñiga, ex diputado nacional del peronismo, para analizar el frustrante resultado electoral, al que habían sido invitados a participar notorios dirigentes como el electo legislador provincial Ramón Chiocconi fue desactivada por la ya conocida “es orden de arriba” y  oportunos  llamados telefónicos del mismo Oscar Parrilli, especialista en sofocar estos y otros mini incendios que aparecen en la tensa situación que vive el PJ  rionegrino.

También se sabe que a Parrilli se le carga la responsabilidad de haber influido negativamente en los actos electorales de Neuquén. En la vecina provincia el ex funcionario nacional se encargó de contratar un costoso material televisivo de publicidad donde aparecía CFK con un mensaje proselitista, quien por esa razón quedó asociada así a la derrota del FPV, hecho que aprovechó la Casa Rosada junto a los mas importantes medios periodísticos nacionales.

La experiencia sirvió para no repetirla en los comicios de Rio Negro que se celebraron una semana después.

Y para que CFK decidiera apartarse de las elecciones provinciales y sobre todo ejercer un control más eficiente de lo que sucede en  la realidad  en los distritos, para no confundirse con los relatos prefabricados por “los mariscales de la derrota”.  La  pregunta es  ¿qué pasa con el kirchnerismo? La ex presidenta sigue con su mutismo sin difundir una nueva candidatura y sigue creciendo en las encuestas. Hay quienes sostienen que el lanzamiento del libro “Sinceramente”, transformado en un impensado éxito editorial, es el anticipo de su nominación como aspirante a la presidencia en las próximas elecciones.

Mientras tanto la conducción nacional de José Luis Gioja autorizó al PJ a formalizar alianzas amplias, incluyendo obviamente a Unidad Ciudadana, pero también a otros sectores que durante el gobierno nacional anterior se colocaron en la vereda opositora y ahora quieren a Cristina presidenta, como el de Pino Solanas.

Por su parte  los abogados dedicados a su defensa están logrando dilatar los juicios orales por corrupción que aguardan a ella y su familia. También han conseguido  refugio  en Cuba para su hija Florencia con riesgo de ir a prisión porque carece de fueros.

Y como bien se ha dicho “los jueces no saben que hacer con este caso o bien no quieren hacerlo” y hasta su candidatura sería el desemboque natural de este intrincadísimo proceso.

El senador Miguel Pichetto en primera línea

En los últimos meses el jefe del interbloque Argentina Federal, el rionegrino Miguel Ángel Pichetto, se ha convetido en  uno de los dirigentes más convocados por los medios nacionales para requerirle sus opiniones desde su ubicación en Alternativa Federal sobre la situación económica nacional y la gestión del presidente Mauricio Macri.

Sin dudas es, después del  ex presidente de la Nación José María Guido, quien reemplazó a Arturo Frondizi después del golpe de Estado de marzo de 1962, el comprovinciano que llegó al privilegiado nivel de primera línea  que ocupa en la política nacional por su rol en el Senado y su tarea política en ese y otros escenarios.

Ahora en este inquietante e impredecible ámbito de la política nacional es uno de los potenciales candidatos a integrar una formula presidencial compartida con dirigentes como Roberto Lavagna, Sergio Mazza, o Juan Manuel Urtubey, entre otros, u ocupar otras funciones de relevancia.

Pichetto tiene un atractivo discurso que se diferencia claramente de la mayoría de la dirigencia política, que se caracteriza por lo árido y repetitivo de sus expresiones, subrayando -se coincida o no con sus posiciones- la pertenencia de la Argentina al grupo de las países occidentales, bregando por un capitalismo moderno creador de riquezas para el mercado interno y la exportación, y su visión del peronismo en lo que denomina “un centro nacional”, planteando serias diferencias con Cristina Fernández de Kirchner.

Pichetto viene planteando la necesidad que la oposición debe garantizar la gobernabilidad para que  Macri complete su período en diciembre y fue uno de los primeros en proponer un acuerdo sobre determinados temas, para evitar buscar  consensos en el contexto de una administración con minoría en ambas cámaras  del Congreso.

En estos últimos días el gobierno nacional propuso al peronismo no  K trabajar en esa dirección como controlar el dólar, frenar la inflación, cumplir con los acreedores, crear empleos, reducir la carga impositiva, y consolidar la seguridad jurídica. Ante los primeros reparos, Macri tuvo que llamar directamente a los dirigentes enrolados en Alternativa Federal para convencerlos de la necesidad de este consenso, pero encontró críticas, cuestionamientos y rechazos, y hasta Pichetto, quien primero avaló, ante la desvalorización de la iniciativa por parte de Roberto Lavagna, tuvo que decir que se necesita una convocatopria más amplia, que incluya por ejemplo a los gremios, y que no se “contamine electoralmente”.

Martín Doñate  y la Reforma Constitucional

En el 2014 , el actual diputado nacional Martín Doñate siendo legislador provincial propuso la necesidad de reforma la constitución de Río Negro para adaptarla a los nuevos tiempos e instalar una nueva agenda en el debate político. Elevo esa inquietud al gobernador Alberto Weretilneck y al  vicegobernador Pedro Pesatti, sin recibir ninguna respuesta.

Doñate adelantó que en los próximos meses volverá a reiterar esta iniciativa, opinando que “debe tratarse de una reforma ágil de mucho e intenso debate pero en un corto tiempo y sin erogar cuantiosos recursos oficiales”. Considera que esa futura convención constituyente debe aportar a  las nuevas realidades provinciales.

Dijo que debe contemplar “el advenimiento de los grandes avances tecnológicos, los nuevos derechos  nacidos  en los últimos 20 años,  la preservación de nuestros recursos naturales, el cuidado del medio ambiente y el fortalecimiento de participación ciudadana en la toma de decisiones estratégicas”.

La futura convención a su juicio “debe aprovecharse para cambiar, agregar y/o eliminar elementos de la actual constitución que fue un buen texto en su momento pero que se transformó en un proceso distinto al actual”.

Entre las propuestas del diputado nacional aparece la necesidad de establecer la definitiva delimitación de los ejidos colindantes entre los municipios, una mejor distribución de los recursos entre los niveles locales como el producto de la explotación de los recursos naturales (regalías), la reforma electoral, el derecho a la identidad, igualdad y no discriminación, protección familiar a las persona con discapacidad, derecho al trabajo, derecho al agua, a la alimentación y al cumplimiento de las demandas históricas de los pueblos originarios, entre otros aspectos.

También tiene en cuenta la discusión sobre la participación ciudadana en la elección popular para integrar el Consejo de la Magistratura, la modificación de la cláusula de residencia para quienes ocupan una magistratura y la modificación de la mayoría para adoptar decisiones válidas.

Doñate incluyó propuestas de cambios al sistema electoral, como por ejemplo establecer elecciones de medio tiempo, para renovar parcialmente la composición de la legislatura.

Reclamo de ambientalistas a Pedro Pesatti

Los vecinos reunidos en la conocida Asamblea de Autoconvocados de Viedma y Patagones, hicieron entrega el último viernes de un petitorio al vicegobernador Pedro Pesatti inquiriendo cuales son las finalidades de la denominada Fundación para el Desarrollo del Sur Argentino que en los últimos meses suscribió un convenio con la legislatura y otro similar de la provincia con el parlamento neuquino  “con la finalidad de emplear un equipo de 26 profesionales que avanzarán en la fase preliminar de un profundo estudio en el tramo del río Negro comprendido entre Cipolletti y la desembocadura en Viedma”.

Los vecinos autoconvocados, entre quienes se cuentan, Omar ‘Pocho’ Lenher, Pedro Viejo, Andrés Di Leo, Fabiana Vega, Juan Aldao y otros conocidos ambientalistas, requieren que el vicegobernador Pesatti informe sobre la materia y alcances del o los convenios firmados, y los que eventualmente se decidan firmar con la mencionada fundación.

Al respecto es oportuno señalar la curiosidad de los sectores ambientalistas de Viedma y Patagones y otros puntos de la provincia al conocer una serie sucesivas de noticias periodísticas aparecida con  referencia al tema, en el matutino que se edita en la ciudad de General Roca.

Según las noticias publicadas por la prensa se afirma que “en lancha por agua y en camionetas por tierra se realizará un estudio del señalado tramo del río Negro de unos 700 kilómetros de recorrido, que estaría culminado en octubre y para lo cual la legislatura desembolsará 3 millones de pesos”.

Los directivos de la fundación aclaran que se apostará a lograr una integración de las provincia de Neuquén para incorporar 80 kilómetros más por el río Neuquén desde el Dique Ballester hasta la Confluencia. También se informó que las recorridas incluirán personal de Prefectura Naval y el primer objetivo es determinar si el curso de agua es navegable o no.

El circuito costero, dicen las versiones periodísticas apuntadas, permitiría incentivos al turismo por la hidrovía, donde asimismo se podrían impulsar  actividades de producción y riego y el desarrollo inmobiliario. (APP)FacebookTwitter