24 julio, 2024

Estudiantes del CET 1 desarrollaron una silla ecológica y un mini invernadero para vecinos de Roca

E0

Con el objetivo de elaborar proyectos útiles para los habitantes de su ciudad, los estudiantes del CET 1 de General Roca fueron premiados en «RN+i», el concurso de Creatividad e Innovación en la escuela.

La actividad promovida por la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Desarrollo para la Producción, del Ministerio de Economía de Río Negro.

Las iniciativas de “silla ecológica” y “mini invernadero” recibieron los reconocimientos.

“Fue un trabajo arduo de los estudiantes, le dedicaron mucho tiempo a la investigación, a la lectura y hasta buscaron lo que necesitaban para hacer los proyectos”, cuenta Ricardo Iermito, docente de taller en segundo año.

“Siempre es espectacular trabajar con los chicos, ver su entusiasmo y dedicación a lo que los moviliza, en este caso desarrollar proyectos que le sirvan a la comunidad”, se entusiasma al contar la experiencia vivida con los estudiantes y otros dos docentes para concretar las iniciativas que se habían propuesto.

En la categoría NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas), fueron premiados por la fabricación de una silla ecológica con motor eléctrico “para personas con alguna dificultad de movilidad, producida por obesidad mórbida, parálisis facial o edad avanzada, por ejemplo”. Así lo definieron sus desarrolladores, los estudiantes Martín Amaro, Ángel De Napoli, Thomás Drujera, Octavio Barbero, y los docentes  Miaki Lincopp y Ricardo Iermito.

“Los chicos ya venían trabajando en el proyecto de silla ecológica y decidimos presentarlo. En cambio, el del mini invernadero surgió de la propuesta del concurso de una utilización sustentable y/o agregado de valor de los recursos naturales renovables de la provincia. Se pensó desde el punto de vista de la automatización para facilitar la producción de especias y el consumo autosustentable”, resume Iermito.

En la categoría “Emprendimiento RRNN” (Recursos Naturales), participaron con su mini invernadero los estudiantes Lautaro Arriagada, Tobías Orozco, Marcos Sosa y Jacobo Vázquez; acompañados y coordinados por la docente Lucia Edith Silva y su par Ricardo Iermito. Los destinatarios de la iniciativa son restaurantes, casas de comidas, centros de alimentación comunitarios y hogares particulares.

Por los dos proyectos premiados, el CET 1 recibirá kits informáticos,  capacitaciones y la suma de $10.000 en materiales para continuar jerarquizando cada propuesta.

El Ministerio de Educación y Derechos Humanos fomenta escuelas y estudiantes comprometidos con sus comunidades y realidades locales, con el objetivo de elaborar respuestas para una mejor calidad de vida.