24 abril, 2024

Tras 12 años: afiliados de Unter que esperan viviendas del IPPV en Bariloche enojados por entrega demorada

Los 120 docentes preadjudicados en un plan habitacional iniciaron el trámite hace 12 años.

Luego de un trámite que comenzó hace 12 años y que tuvo numerosos tropiezos, los 120 docentes preadjudicados en un plan habitacional que construye el IPPV reclamaron por la “falta de certeza” sobre la entrega de las unidades y no quieren pasar otro invierno sin acceder a las viviendas.

Les habían prometido que a fines de mayo se realizaría finalmente la entrega, pero ahora se habla de una demora en las conexiones de gas, que podría llevar la fecha hasta septiembre.

“Exigimos una respuesta inmediata y concreta, ya que muchos compañeros y compañeros están teniendo que dejar sus casas por la finalización del contrato de alquiler sin existir posibilidad de renovación, a lo cual se suma que no hay alquileres disponibles para familias barilochenses”, señalaron los preadjudicatarios.

La secretaria general de Unter Bariloche, Patricia Lande, señaló que llevan muchos años en espera y que el proyecto se demoró porque primero les costó mucho conseguir los terrenos (que están ubicados en Esandi y Circunvalación) y porque después el plan para construir las casas entró en el programa Techo Digno, de Nación, que fue paralizado y transferido a las provincias durante la gestión de Mauricio Macri.

La obra fue adjudicada por IPPV a la empresa Oriente y desde entonces comenzó a avanzar, pero la fecha de la mudanza nunca llega.

El delegado del IPPV en esta ciudad, Robinson Jaldo, dijo que las casas tienen un avance del 95% y que faltan “ocho empalmes” para la instalación de gas, cuya ejecución depende de la empresa Camuzzi.

Dijo que “siempre hay demoras, en las obras públicas y en las privadas, sobre todo cuando llega el momento de conectar los servicios”. Se excusó en el clima: “nuestra idea es entregarlas antes del invierno, pero faltan estos trabajos y en un día como hoy (con tormenta de lluvia y viento) no se puede avanzar”.

Una de las preadjudicatarias, Cristina Rafanelli, dijo que en el último tiempo les pusieron distintas fechas de finalización del plan, “hubo muchos cambios” y la gente está muy impaciente porque “ya no pueden sostener sus alquileres”. Señaló que a fin del año pasado los iban a llamar para fijar un día de entrega pero “no hay precisiones todavía”.

Dijo que cuando comenzaron con las gestiones y calificaron para el plan se imaginaron otra cosa. “Nos anotamos, y ya tenemos pagados los terrenos. Se habló de un desvío del dinero, estuvo paralizado mucho tiempo, todo se hizo lentísimo. No se puede jugar con la gente así”, dijo Rafanelli.

La dirigente de Unter dijo que el problema principal para generar soluciones habitacionales desde el gremio es que “la tierra en Bariloche es muy cara” y el proyecto de las 120 unidades que está a punto de concluir les costó “muchísimo”.

Refirió que desde la provincia y el municipio “no hay política de vivienda para los trabajadores” y que a fines del año pasado lograron una reunión con el intendente Gustavo Gennuso, quien les pidió tiempo y les dijo que los iba a convocar con una propuesta concreta. “Pero nunca nos llamó”, dijo Lande. Subrayó también que la inquietud de los preadjudicatarios “se agudiza por el gran problema de alquileres que hay en la ciudad”. (Río Negro)