5 marzo, 2024

Todas las alternativas para un fin de semana extra largo en la Comarca Andina

Los paseos en La Trochita desde la estación El Maitén (en el marco de la Fiesta Nacional del Tren a Vapor); el laberinto de El Hoyo; una feria con un centenar de productores y números artísticos en el centro de El Bolsón; el festival de clowns; los vuelos biplaza en parapente y la red de refugios de montaña “más extensa de Sudamérica”, son parte de los atractivos para disfrutar de la cordillera con los feriados de carnaval.

Al respecto, el secretario de Turismo de El Bolsón, Nicolás Ditschensky, anticipó que “el nivel de reservas ya está en el 75%, aunque “el perfil de turista también ha cambiando. Llega a la zona, se pone a buscar precios y recién ahí define”. Con todo, reflejó que “es una buena temporada, hay mucha gente recorriendo la región y este fin de semana no va a ser la excepción”.

En detalle, precisó que el lunes 12 “tenemos una tenemos una feria de emprendedores sobre la calle Onelli, donde están confirmados más de 100 puestos y donde se podrán adquirir todo tipo de productos locales. Ya por la tardecita, está anunciado un show musical y grupos de danzas para que la gente pueda disfrutar del fin de semana largo”.

A ello sumó “los patios cerveceros con sus bandas y la oferta gastronómica variada, donde nuestros chefs se lucen con platos gourmets exclusivos. Más las noches en la plaza Pagano, con músicos callejeros, humoristas y payasos, que siempre termina siendo una fiesta”.

“También tenemos el 19° Festival de Clown –agregó-, que convoca a más de 150 artistas de todo el país y cuyas obras se estarán presentando en el Centro Cultural Galeano, en la Casa del Bicentenario y en Ave Fénix”.

Asimismo, confirmó que “para aquellos que planificaron quedarse toda la semana, también habrá un encuentro de parapentistas que seguramente será todo un espectáculo sobrevolando el cerro Piltriquitrón”.

En respuesta a los precios vigentes, Ditschensky graficó que “una cabaña para cuatro personas, en promedio cuesta entre $35.000 y $40.000 por noche” y que “almorzar o cenar ronda los $10.000 y $15.000 por persona”.

A ello se agregan los refugios de montaña del Área Natural Protegida Río Azul Lago Escondido; la feria regional de artesanos; el circuito Mallín Ahogado con sus cascadas; las chacras de lúpulo, frutas finas y verduras orgánicas y El Bosque Tallado en las estribaciones del cerro Piltriquitrón, entre otros atractivos.

Turismo activo 

Por su parte, la localidad de El Hoyo lanzó su propuesta de descanso familiar para el fin de semana largo, bajo el concepto de turismo activo “para que los visitantes y vecinos recorran senderos de montaña y rurales, degusten fruta fina, hagan deporte y vivan una aventura en vacaciones”.

En tal sentido, destacan “las costas de los lagos Epuyén y Puelo, las cascadas y el bosque nativo, sumado a los alojamientos de calidad y una oferta gastronómica con productos regionales”.

En detalle, señalaron que “la catarata Corbata Blanca ofrece un espacio gastronómico en su base, antes de iniciar un recorrido hasta el salto de agua de casi una hora de duración, con miradores panorámicos del valle”.

En referencia a Puerto Patriada, indicaron que “es el balneario por excelencia de la Comarca Andina con sus playas de arenas blancas  y donde también hay espacio para los deportes náuticos, como el stand up paddle, kayaks, botes a pedal, veleros, pesca deportiva y snorkel. Asimismo, hay cabalgatas guiadas de corta, media y larga distancia”.

A la hora de alojarse, hay suficiente oferta de cabañas y hosterías, además de los campings sobre el río Epuyén y en El Desemboque, ideales para los rodanteros. El Hoyo hace gala de ser “la capital nacional de la fruta fina”, con sus chacras donde los turistas podrán degustar frambuesas, moras y frutillas durante las visitas guiadas.

Otro de los atractivos son los viñedos y las tres bodegas que elaboran vinos de gran prestigio (ganadores de medallas internacionales), y que también le dan identidad al pueblo cordillerano.

El laberinto natural Patagonia es un paseo que se lleva todas las preferencias familiares: son 8.400 metros cuadrados de cipreses de dos metros de altura que invitan al desafío de encontrar la salida. Tiene 76 metros de ancho por 112 metros de largo, en un  predio de 9 hectáreas y al pie de una colina que muestra en todo su esplendor el cerro Tres Picos de un lado, el cerro Piltriquitrón del otro y debajo todo el valle del serpenteante río Epuyén. El complejo también cuenta con una galería de arte, restaurante y la famosa sidra “helada” a partir de las manzanas que quedan en los árboles hasta la entrada del invierno.

Por otro lado, en el acceso norte a El Hoyo, está el parque temático “Arcosauria”, donde los chicos podrán interactuar con los animales de la Era del Hielo y enterarse, de paso, que buena parte de esa megafauna vivió en esta zona hasta hace 10 mil años (incluyendo al mamut, el tigre dientes de sable, el milodón -enorme oso de 4 metros de altura- y el perezoso). Otra parte está dedicada a los dinosaurios de la Patagonia y a otros animales de la prehistoria, representados en esculturas a escala real y ubicados en un escenario natural rodeado por los cerros Piltriquitrón, Pirque y Currumahuida.

Lago Puelo

En esta localidad del oeste chubutense, la oferta turística permite disfrutar de sus bellezas naturales, entre las que se destacan el Parque Nacional Lago Puelo y el río Azul, además de actividades culturales, excursiones náuticas hasta el límite con Chile, parques temáticos, cabalgatas, trekking y una variada propuesta gastronómica y cervecera. 

Según detalló la directora de Turismo, Ailén Cocha, “generalmente, los visitantes optan por los senderos de nuestro parque nacional hasta el ‘Pitranto gigante’, donde impacta meterse en el microclima fresco y húmedo del bosque de pitras, contrastando las altas temperaturas del verano”. Sumó el “Mirador del lago”, subiendo el cerro Currumahuida desde “La playita”, para obtener “una de las vistas panorámicas mas lindas de la zona”.

Por otra parte, hay caminatas que arrancan desde la pasarela del río Azul y llegan hasta “Los saltos del Blanco”, “con su imponente mirador hacia las grandes rocas que cobijan el deshielo y forman la cascada de Cárdenas, rodeada de musgos y plantas nativas”, describió. (Noticias del Bolsón)