14 junio, 2024

“No somos golpistas”, aseguraron los concejales de El Hoyo

Tras suspender al intendente Rolando Huisman, los ediles ratificaron su accionar y se defendieron. El presidente del Concejo buscará tomar el poder en el municipio.

El presidente del Concejo Deliberante de El Hoyo, César Salamín (Frente de Todos), adelantó ayer que “el lunes intentaré pacíficamente ingresar al municipio para hacerme cargo del Poder Ejecutivo por 40 días, hasta que se expida la comisión investigadora” para establecer la participación del intendente Rolando Huisman en la entrega de permisos apócrifos, detectados por la policía del Chubut cuando sus portadores intentaban cruzar el paralelo 42° hacia El Bolsón en medio de las restricciones por la pandemia mundial de coronavirus.

“Vamos a tratar por todos los medios posibles que se cumpla la resolución y se respete lo decidido por el cuerpo deliberativo”, citó en referencia a la ocupación del edificio que mantienen funcionarios y militantes de Nuevo Encuentro. “Responsabilizo a Huisman por todo lo que se pueda perder y la documentación que pueda faltar´”, agregó.

En respuesta a los cargos de “golpistas y destituyentes”, la concejal Gretel Arce (Cambiemos) dijo que “solamente aplicamos el imperio de la ley 1646. Suspendimos al intendente para que nos deje trabajar tranquilos, porque desde que asumimos ha sido muy difícil interactuar con el Ejecutivo. El Concejo Deliberante se vio perjudicado en muchas situaciones y sin respuesta ante los pedidos de informes”.

A su turno, Gisel Cortés (Chubut al Frente), castigó con que “el oficialismo utiliza a la prensa para confundir a la gente. El intendente tiene que entender que hay un Poder Legislativo y lo tiene que respetar. Hubo cinco votos de los tres bloques que ordenaron la suspensión por cuestiones graves. Él tiene que acatar una orden porque en este país existe la división de poderes, que hasta ahora no ha reconocido”.

“Está suspendido y no está permitiendo que la persona que lo debe reemplazar pueda hacerse cargo. Está atrincherado dentro de la municipalidad y es una vergüenza”, insistió.

De igual modo, César Salamín confirmó que “el partido gobernante en El Hoyo se rompió definitivamente” y que en el caso de nuevo llamado a elecciones “el peronismo no acompañará a Pol Huisman”.

Por su lado, Fanny Ávalos (Frente de Todos), acotó que “llevamos siete meses de gobierno y esta es la gota que rebalsó el vaso, venían sucediendo situaciones donde el Ejecutivo desconocía nuestra función, incluso en la reciente conformación de la Cooperativa de Desarrollo Local debió haber pedido autorización al Concejo Deliberante; además hay un veto bastante sospechoso, porque es parcial y únicamente sobre un artículo. Sus respuestas siempre fueron en forma evasiva, negando la información”.

Cabe recordar que en una sesión especial desarrollada el viernes, el Concejo Deliberante de El Hoyo aprobó con los dos tercios de los votos, la suspensión de su cargo del intendente Rolando Huisman por 40 días corridos, con el argumento de “peligro de entorpecimiento de la investigación” respecto a la emisión de los permisos “truchos”, que comenzó cuando se decidió conformar una comisión especial para indagar lo sucedido, al tiempo que convocó a declarar a varios funcionarios municipales del área de Desarrollo Social, quienes habrían estado involucrados en el hecho.

De inmediato, varios de los empleados públicos fueron apartados de sus cargos, mientras que el intendente adelantó la presentación de una denuncia penal contra un agente “responsable de la entrega de los permisos”. En tanto, el propio involucrado habría reconocido su culpabilidad en un escrito ante la comisión investigadora. Al parecer, dicho texto que, según los ediles, “debía ser confidencial y no hecho público a través de un comunicado oficial”, terminó provocando la decisión de apartar al concejal Gustavo Flak y al jefe comunal de sus funciones.

Con todo, luego de ser suspendido por 30 días, Flak afirmó que “me están castigando por hacer lo que manda la ley, me están castigando sin respetar las reglas del debido proceso”.

Conflicto de poderes

En contrapartida, desde el Poder Ejecutivo de El Hoyo se planteó ayer la alternativa de una medida cautelar ante “un conflicto de poderes” presentada ante el Superior Tribunal de Justicia, al tiempo que se consideró como “ilegal” la sesión en la cual suspendieron al intendente, en función de que “se realizó de manera secreta y se le impidió el ingreso al propio jefe comunal, a quien intentaron expulsar con la policía para que no presenciara el golpe antidemocrático”. En consecuencia, el jefe comunal no piensa abandonar la comuna “hasta que no se expida la justicia”.

En correspondencia, un sector de vecinos autoconvocados comenzaron ayer a recolectar firmas para pedir al Tribunal Electoral Municipal “la remoción de los cinco concejales que acompañaron las suspensiones de Rolando Huisman y Gustavo Flak”, en un actitud que consideran “destituyente y antidemocrática”.

Intervención

En medio, el gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, anticipó ayer su decisión de “intervenir la Municipalidad de El Hoyo, en claro mensaje de que lo que elige un pueblo en voto popular no puede cambiarse ni doblegarse. Sé que contará con el acompañamiento de quienes entendemos a la política como herramienta de construcción al servicio de la gente”.

A su criterio, “en política no vale todo. Los históricos contubernios políticos, a los que algunos siguen acostumbrados, deterioran la institucionalidad, la legitimidad y el funcionamiento de las instituciones en democracia”.

En detalle, la Constitución Provincial establece en el artículo 243 que “la provincia puede intervenir los municipios por ley, la que requiere para su aprobación el voto de los dos tercios del total de los miembros de la Legislatura, en los siguientes supuestos: en caso de acefalía y cuando expresamente lo prevea la ley orgánica o la carta orgánica municipal”.

Agrega que “promulgada la ley, el Poder Ejecutivo designa un interventor, quien convoca a elecciones para completar el período interrumpido por la acefalía y sus facultades son exclusivamente administrativas, para garantizar los servicios públicos y hacer cumplir las ordenanzas vigentes. En ningún caso las intervenciones pueden durar más de seis meses”.

No obstante, ninguno de los dos supuestos se cumpliría en el caso de El Hoyo. (Diario Jornada)