24 abril, 2024

En 2020 se reciclaron más de un millón de toneladas de residuos plásticos en España y en 2021 el crecimiento ha sido superior al 10%»

En el I Congreso Nacional de Reciclado de Plásticos, David Eslava, presidente de Anarpla, llamó a colaborar a toda la cadena de valor de este material para avanzar en su circularidad.

En la mañana de ayer tuvo lugar en el Auditorio Rafael del Pino de Madrid el primer Congreso Nacional de Reciclado de Plásticos, organizado por la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico (Anarpla). El primer evento de estas características que se celebra en España reunió a más de 250 representantes de la cadena de valor de este material.

Ismael Aznar Cano, director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y Mariano González, viceconsejero de Medio Ambiente y Agricultura de la Comunidad de Madrid, acompañaron a David Eslava, presidente de Anarpla, en la apertura del congreso.

«El sector del reciclado de plástico es productor de materia prima secundaria, de manera que se convierte en una pieza clave para cerrar el círculo de lo que todos conocemos como economía circular», comentó Eslava en su discurso inaugural. «Ese largo viaje empezó en 2018 con el plan de economía circular europeo, al que le siguió la estrategia europea de plástico y a la que ha vuelto a impulsar el pacto verde europeo, con el objetivo claro hacer del plástico un material más sostenible si cabe». Por tanto, argumentó el presidente de Anarpla, «nadie debe dudar de sus beneficios, si bien, como debatiremos hoy aquí, su ciclo de vida se debería gestionar de una manera diferente, contando con la colaboración de toda la cadena de valor, porque, pese a todos los prejuicios existentes, se estima que sustituir el plástico por otros materiales generaría tres veces mas de emisiones de CO2 en el proceso de fabricación y, en algunos casos, dichos materiales no se podrían reciclar».

Eslava explicó con datos la importancia del sector del reciclado de plástico: «Contamos con empresas de mas de 40 años y Anarpla representa al 70% de la capacidad instalada del sector, que han posicionado, entre otros, a España como el segundo país en ratio de reciclaje de Europa; además, gracias a su trabajo, nuestro país es uno de los cinco estados europeos –junto a Alemania, Italia, Reino Unido y Francia– cuya capacidad de reciclaje supone un 67% del total del continente y hoy en día, ocupamos el segundo lugar en capacidad de reciclaje para el PET, el tercero para el LDPE y el cuarto para el HDPE y PP».

CRECIMIENTO DEL 10% EN 2021

«Un sector que en 2020 fue considerado esencial durante la pandemia del coronavirus por su actividad y que recicló más de un millón de toneladas de residuos de plástico, evitando a su vez la emisión de 1.700.00 toneladas de CO2 por sustitución de plástico virgen, y con un crecimiento espectacular del 10% en 2021, lo que supone aproximadamente unas 150.000 toneladas mas instaladas ese año», concluyó su discurso el máximo responsable de Anarpla.

Por su parte, Ismael Aznar Cano, director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), agradeció la invitación de Anarpla y pronosticó un congreso «muy fructífero», para el que «incluso me consta que no ha sido posible satisfacer toda la demanda, a tenor del interés que demuestra el reciclaje de plástico».

«Es cierto que anualmente se reciclan más de un millón de toneladas de plástico en España, pero también lo es que se consumen más de cuatro millones, de las que un 35% siguen yendo al vertedero», ha afirmado Aznar. «El plástico es un material tremendamente versátil, útil, ligero, moldeable y con infinidad de aplicaciones y, por ello, en su éxito lleva su penitencia, debido a que la sociedad consume mucho plástico y éste acaba siendo mal gestionado, de ahí que las Administraciones Públicas hayan puesto el foco especialmente en sus residuos», añadió.

El representante del MITECO en el evento comentó que cada vez hay «una conciencia más amplia a nivel mundial para hacer frente a los residuos plásticos y que es urgente dar una respuesta adecuada a este material al final de su vida útil». Por eso, desde la Administración de Estado «hemos dado pasos en este sentido, como con la aprobación de una Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular para, entre otras medidas, reducir la generación de residuos plásticos de un solo uso o para incentivar la incorporación de material reciclado en los envases».

PERTE DE ECONOMÍA CIRCULAR

Aznar avanzó que en el PERTE para la economía circular, «a principios de 2023, contaremos con un presupuesto concreto para las ayudas y subvenciones con medidas específicas para el sector del plástico, que debe contribuir a impulsar el reciclaje de este material y a conseguir cerrar el círculo del ciclo de vida del plástico, logrando productos mejor diseñados y que pongan los mimbres para que la industria cuente con material suficiente para la incorporación de ese material reciclado».

Seguidamente, Mariano González, viceconsejero de Medio Ambiente y Agricultura de la Comunidad de Madrid, mostró su satisfacción «por ver este auditorio tan lleno, lo que evidencia que este Congreso es un acierto y que hay mucho interés por parte de toda la cadena de valor de este material para dar respuesta a los retos de descarbonización y circularidad en la gestión de los residuos».

Añadió que «no se trata de demonizar a un material como el plástico porque este no es un material malo en sí mismo. Hay que avanzar en su adecuada gestión. Para ello, es necesario progresar en la recogida selectiva, en la trazabilidad, en el fin de condición de residuo y en su incorporación a nuevos procesos para incrementar su reciclabilidad. La Administración debe impulsar modelos de colaboración público-privada, avanzar en la desregulación y en la armonización normativa, incorporando también criterios de circularidad y descarbonización en la compra pública verde».

A continuación, tuvo lugar la ponencia «Nueva legislación en materia de Residuos», a cargo de Margarita Ruiz, subdirectora general de Economía Circular del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. La nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, el proyecto de Real Decreto de Envases y Residuos de Envases y el proyecto de orden ministerial por la que se establecen los criterios para determinar cuándo los residuos plásticos sometidos a tratamientos mecánicos y destinados a la fabricación de productos plásticos dejan de ser residuo fueron los temas sobre los que se centró la ponencia.

Seguidamente, Erika Pierri, oficial de Proyectos e Investigación Científica del Centro de Investigación Conjunta (JRC, en sus siglas en inglés) de la Comisión Europea, analizó los trabajos desarrollado por el ejecutivo comunitario para el fin de la condición de residuo para el plástico. «En el contexto del Plan de Acción para la Economía Circular y de la revisión del marco de la Unión Europea en materia de residuos, el centro común de investigación y la Dirección General de Medio Ambiente están trabajando en la elaboración de propuestas técnicas para criterios de fin de condición de residuo», detalló Pierri. «En un reciente estudio se han identificado los residuos con potencial más alto para el desarrollo de dichos criterios a escala europea y, en base a los datos y la información facilitados por las partes interesadas durante el periodo de consulta, los materiales más adecuados son varios polímeros de plástico y residuos textiles, por lo que la Comisión Europea inaugurará el nuevo proyecto sobre el desarrollo de criterios de fin de condición de residuos para el plástico a finales de mayo del 2022″, anunció.

MATERIAL RECICLADO DE CALIDAD

Por su parte, Antonino Furfari, director general de Plastics Recyclers Europe, lanzó un menaje rotundo a la hora de situar las perspectivas presentes y futuras del sector europeo de reciclado de plásticos: «No puede ser que solo estemos creando productos de baja calidad de material reciclado, sino que el futuro pasa por lograr incorporar material reciclado de alta calidad a los productos para que se den verdaderos cambios en los mercados». Para ello, «el gran objetivo es unir a todos los actores de la cadena de valor para trabajar en la circularidad de los plásticos, aumentando el conocimiento y avanzar en ecodiseño y lograr un entendimiento común para incorporar un contenido de calidad de material reciclado en los productos».

A continuación, Mireia Boada, directora de Proyectos de Plastics Recyclers Europe, explicó en su ponencia «Ecodiseño. Diseñando para reciclar», como RecyClass ofrece soluciones a nivel europeo para evaluar la reciclabilidad de envases de plástico y el cálculo de material reciclado en productos». «El desarrollo de protocolos de laboratorio ha permitido la evaluación de la reciclabilidad de distintas tecnologías de forma armonizada», indicó Boada, «y RecyClass también ha desarrollado una certificación en uso de material reciclado basada en EN 15343 para comunicar el uso de material reciclado que podemos encontrar en productos; esta certificación puede usarse para el reporte de volúmenes de uso de material reciclado acorde con la Circular Plastics Alliance, por lo que la inminente acreditación de organismos certificadores permitirá el uso de la certificación para deducir la tasa de plásticos».

José María Alegre, asesor técnico de Anarpla, dio a conocer las cifras del reciclado de plástico en España. En su radiografía del sector, pronosticó que las instalaciones existentes «lograrán incrementar en 2023 en más de 80.000 toneladas las 1,7 millones de toneladas alcanzadas en 2020, a pesar de la pandemia del coronavirus, y que, en 2021, las exportaciones crecerán en torno a un 35%».

En su discurso, Alegre también hizo referencia a un sector que «lleva sufriendo ataques de los actualmente llamados activistas antiplásticos a pesar de los beneficios que los materiales plásticos han aportado como material». El asesor de Anarpla fue claro a la hora de desmontar los prejuicios existentes: «No se debe acusar a los plásticos de por sí, lo verdaderamente negativo es el abandono incontrolado (littering) por falta de medios y por un comportamiento humano irresponsable, lo que nos lleva a la conclusión de que una sustitución irreflexiva de plásticos por materiales alternativos (vidrio, cartón, madera, aluminio), aparentemente mejora la imagen de las empresas, pero en el sector del envase-embalaje puede conducir a utilizar más de 3,6 veces de masa a procesar, más de 2,2 veces de energía y a producir 2,7 veces más efecto invernadero».

Tras las mesas redondas sobre «Contenido en reciclado y ecodiseño» y «Presente y futuro del reciclado», con algunos de los mayores expertos nacionales en reciclado de plástico, Óscar Hernández, director general de Anarpla, clausuró el congreso con un mensaje claro y directo: «Ningún ciudadano de Europa tiene tanta capacidad de reciclado instalada como un ciudadano español. Vamos a usar esa ventaja y demostrar que el plástico, además de tener una fantásticas propiedades que lo hacen indispensable, es ligero, fácil de transformar, barato, seguro y también es circular».

Dado el éxito alcanzado en esta primera edición del evento, Hernández, tras agradecer a todos los presentes y a los patrocinadores y colaboradores que lo han hecho posible, ha anunciado que la segunda edición de congreso nacional de reciclado de plástico ya tiene fecha para el próximo año: «Será el 17 de mayo, coincidiendo con el Día Mundial del reciclaje».

El congreso cuenta con la colaboración de las principales empresas del sector como Eslava plásticos, Plásticos Alser, Pellenc ST, Sintac, Green World Compounding, PauLowsky o Sphere entre otras. (residuosprofesional)